La Fe Envuelta en Rebozos y Costuras

Escrito por  Mauricio Ramos el Martes, 23 Febrero 2016 00:00

Gracias a la previa llegada del equipo de CristoEnLínea a la ciudad de San Cristóbal de las Casas para la cobertura de la visita del Santo Padre a esta ciudad, tuvimos la oportunidad de visitar los lugares icónicos de este Pueblo Mágico.

 

Uno de los primeros lugares que visitamos fue la Iglesia San Francisco ubicada en la Av. Insurgentes, una de las calles más importantes de la ciudad, la misma que fue utilizada para el traslado del Patriarca de Occidente a la Catedral de la ciudad.
P. Román Fortuny Ponce Después de asistir a la Santa Misa, tuvimos la oportunidad de realizar unas tomas de esta hermosa e icónica Iglesia de SCLC y tras su venia, el párroco de la misma nos concedió una entrevista inédita para CristoEnLínea. En esta entrevista que se podría decir que fue efímera pero con un alto contenido espiritual; nosotros no como prensa, sino como católicos, pudimos notar el cariño del pueblo a este Padre Catalán. Román Fortuny Ponce que gracias a un acuerdo con Monseñor Samuel Ruiz o como con cariño lo recuerdan los lugareños "Tatic Samuel", reside en la entidad desde hace 20 años ininterrumpidos durante el primer semestre de cada año. Algo que me lleno de ternura fue el cariño que los residentes de la ciudad le tienen a este sacerdote europeo; la gente no se contenía y a la mitad de la entrevista las personas se acercaban a abrazarlo y presentarle sus respetos. El orgulloso cataluño nos contó sus anécdotas como sacerdote en San Cristóbal. Me fascino su dedicación, como él ha entregado su vida a esta comunidad a través de las obras de misericordia, paciencia, amor, entendimiento o en otras palabras; los dones del Espíritu Santo.
Conversamos mas allá de los temas cotidianos como la arquitectura de la ciudad o la antigüedad de sus iglesias. Nos concentramos en platicar sobre la importancia de los pueblos originarios, como a través de ellos nace la importancia y la unicidad del Pueblo Mas Mágico de México. Él nos decía, "Un pueblo no esta hecho de casas sino de personas", El Padre cataluño nos contaba con mucho fervor como la comunidad de SCLC ha sido parte de su vida, como después del Concilio Vaticano II, él ha tratado seguir bajo la línea de la humildad, el servicio a esta comunidad tan rica en cultura y católicos sencillos llenos de valores.
Tras una exitosa entrevista, cuando nos decidimos a retirar de esa increíble Iglesia nos percatamos de unos feligreses que estaban presentes. Eran unas hermanas zoques rezando arrodilladas frente un altar. Me conmovió tanto la imagen que no pude hacer más que capturar ese momento a través de una fotografía...
Que grandioso es Dios que no lo limitan las barreras, costumbres, regiones o culturas.
Dios nos deja con estos pequeños momentos mensajes muy importantes, nos trata de hablar a través de nuestros hermanos, a través de sus miradas, sus sonrisas y actitudes. Tenemos que aprender a valorar la gran importantica que tienen los pueblos originarios para el desarrollo de este país.
Así como lo dijo nuestro Santo Padre cuando se reunió con las autoridades, con la sociedad civil y con el cuerpo diplomático: "México es un gran país. Bendecido con abundantes recursos naturales y una enorme biodiversidad que se extiende a lo largo de todo su vasto territorio. Su privilegiada ubicación geográfica lo convierte en un referente de América; y sus culturas indígenas, mestizas y criollas, le dan una identidad propia que le posibilita una riqueza cultural no siempre fácil de encontrar y especialmente valorar."

Visto 732 veces

¿Quiénes Somos?

  • Cristo en Línea, es un grupo de laicas y laicos, religiosos, religiosas y sacerdotes que integran las distintas Diócesis, congregaciones y movimientos laicales.

    “Cristo en línea” estación de radio católica por internet donde se comunican “los valores evangélicos de manera positiva y propositiva” (cfr. Conclusiones de Aparecida N° 497).

Conectados

Hay 409 invitados y ningún miembro en línea

Cita

  • No salga de vuestra boca palabra desedificante, sino la que sirva para la necesaria edificación, comunicando la gracia a los oyentes.
    Ef 4, 29